Testimonials

Fabián Ortiz Costa Rica

Para el curso en Roma iba muy feliz y no sabía qué esperar. Los primeros días fueron duros para mí, me imagino que el cansancio y por la llegada afectó un poco, pero poco a poco el curso fue cultivando en mí esas ganas de seguir esta misión y me fui entusiasmado más. Conocí personas increíbles durante el camino; aprendí de temas que no sabía que existían. Los charlistas eran muy estudiados y muy buenos. Mejoré mi oración y la parte litúrgica también. Creo que este curso me ayudó a formarme más y mejor como miembro y como católico.


Fernando Cortazar Guadalajara, Mexico

La experiencia del curso IFC fue algo mucho más que un curso, ya que aparte de tomar talleres de primer nivel con los mejores ponentes me encontré con un movimiento RC que se encuentra por todo el mundo haciendo y luchando por lo mismo que yo intento hacer todos los días, Instaurar el reino de Cristo en la tierra. Fue increíble ver como jóvenes en Italia, en Filipinas y en otros países del mundo están luchando por crecer espiritual y humanamente para mañana ser la mejor versión de ellos mismos y poder ser los mejores soldados que Cristo necesita el día de mañana. Fue un cursillo donde logré comprender después de muchos años de búsqueda que de nada sirve la vida si no se la da por Cristo.


Andrés Tirado Mexico City, Mexico

Cuando me invitaron al cursillo de formadores yo no me sentía muy atraído, no sabía si me encantaba la idea de tener muchas conferencias, rezar, y tener que ir a una "escuela de verano" porque en parte así me lo pintaron, pero me dijeron que iríamos a ver al Papa y justo no lo pude ver en México y moría por verlo así que me animé. Cuando llegamos todo estuvo muy tranquilo, conocí a los jóvenes que estarían con nosotros y poco a poco nos empezamos a llevar muy bien! Visitamos algunas ciudades italianas y conocimos Roma como si viviéramos ahí. Si hay algo único que puedo decir del IFC es que la formación que recibes está en un nivel muy avanzado de razonamiento y eso te ayuda a poder pensar más allá de lo que ya sabes! Otra cosa que me encantó es toda la variedad de culturas, ideas, formas de pensar, tradiciones y personas que convivían y nos tratábamos como hermanos, ahí es donde de verdad todos buscaban seguir a Cristo y ser como Él! Así que te invito a que te animes a vivir esta experiencia que te ayudará y te servirá para toda la vida, aprenderás cosas increíbles y también conocerás a gente única!


Pablo VidalMexico City, Mexico

El verano pasado tuve la oportunidad de organizar un viaje con mis amigos a la JMJ en Polonia y ya que íbamos ir a Europa decidimos tener dos semanas más para viajar antes de la Jornada Mundial. Sin planearlo, resultó que el vuelo más barato era a Roma y decidimos tomarlo. Dos meses antes de irnos nos enteramos de que se estaba organizando un cursillo internacional para formadores del Reino, pero la verdad es que eso no cabía en nuestros planes, todos los años vamos a nuestro cursillo local, a nuestras pláticas de formación y estamos muy metidos en nuestra sección, qué íbamos a ir a aprender, era mejor ir a viajar. Pues ahora puedo decir... Qué equivocados estábamos. Al final, dos de nosotros decidimos ir al IFC y debo decir que fue la mejor decisión que pude haber tomado, realmente fue el mejor cursillo al que he ido. Aprendimos sobre la historia de la Iglesia y de nuestro movimiento, sobre las nuevas ideologías contra las que nos vamos a enfrentar, sobre la metodología apostólica del RC, pero sobre todo (y esto fue lo que hizo el cursillo excelente) conocimos a miembros del movimiento de otras ciudades y otros países, pudimos ver cómo viven ellos su vocación en el Regnum Christi según el lugar en el que están, cuáles son sus retos y cómo los vencen. Aprendimos mucho unos de otros y las actividades como el rally por Roma nos ayudaron a conocernos y unirnos como verdaderos hermanos en Cristo. Así que si tú que estás leyendo esto, dudas si el IFC es para ti, si vale la pena, si realmente es tan bueno como suena, puedo decirte que... ¡Sí lo es! Si tienes la oportunidad de ir no la desperdicies, te aseguro que será una de las mejores experiencias de tu vida, en donde podrás formarte y ver a Cristo en tus hermanos del RC.


Gustavo AyalaMonterrey, Mexico

Tuve el honor de asistir a la reinauguración del IFC durante el verano pasado. Desde un principio me parecía bastante interesante la idea por el hecho de que nunca había asistido a un cursillo de tan larga duración. Aprendí sobre distintos temas relevantes para mi religión y la situación actual del mundo y, a partir del IFC, me siento más preparado e informado para emitir mi opinión y saber cuál es la postura de la Iglesia ante distintas temáticas. Fue un gran momento para fortalecer mi relación con Cristo y conmigo mismo. Hice amigos de muchas partes del mundo y conocí el verdadero sentido del Regnum Christi a través de los laicos, consagrados y sacerdotes que conocí en mi viaje y que conforman a esta gran familia espiritual.